12/3/11


Dar vuelta el colchón

Esta situación es insostenible. Todavía no entiendo bien esa parte de mí que me permite llegar a estos extremos. Demasiado quilombo a causa de y contenido en 4 paredes. Lo cierto es que hay que ordenarlo de una vez por todas. Por eso había planeado (sí, desde el lunes q había programado) que el día de hoy, siendo el 1er sábado desde que volví de mis vacaciones, haría una limpieza profunda. Tengo que dar vuelta el colchón, poner sábanas limpias, pasar aspiradora, ordenar placard, la biblioteca, y también borrar archivos de la computadora, grabar en discos lo que no uso pero quiero conservar, en fin, poner cada cosa en su lugar en serio. Eso, poner cada cosa en su lugar. Parecía tan simple…

La verdad es que mi relación con este espacio es de las malas. Lo quiero porque lo necesito. Y no al revés. Es sabido que ninguna relación basada en La Necesidad puede ser “sana”. Claro que esta conclusión viene de una persona que de haber podido elegir, hubiese preferido calentarse la mamadera ella misma y desde su primer aliento, a la dependencia lacto-materna, esa que no recordamos pero nos marca para siempre, por ejemplo. En serio…odio mis necesidades, amo mis deseos.

Quizá es esto lo que da como resultado que más que cuidarlo, lo defienda. Es así que desde siempre estoy luchando, peleando y librando batallas para amparar este lugar. Amparar este lugar significa preservar mi privacidad, mi mundo. Mi mundo interno es más grande que lo que puedo expresar acá, y el solo hecho de que esté en peligro me angustia de sobremanera.

Es por eso que exageré, es por eso que no pensé sensatamente, es por eso que dije lo que no debía decir, no estaba defendiendo un lugar! Me estaba defendiendo a mi! No me fui fácil de conseguir, no fue fácil llegar hasta acá y no soy racional cuando algo parece interponerse en mis planes….sí, yo sé, parece el discurso de una fucking bitch…pero si alguien pudiese meterse en mi cabeza y en mi corazón y entender desde donde digo lo que dije...bueno, quizá sí soy una fucking bitch…

Luego de la discusión, las cosas están más desordenadas que nunca, y eso que no moví ni agregué nada. Pero estoy muy confundida. Tengo confusiones del tipo: Ok, la almohada debe ir en la cabeza, pero…dónde va mi cabeza? Mi cabeza se quiere ir de acá ya.

Lo cierto es que quiero irme, pero más que querer, tengo que. Otra vez la necesidad. Me han echado y eso significa que necesito un lugar. No tenerlo, ya expliqué, es desesperante.

Sin embargo, luego de dar vueltas, de llanto, de charla y de párrafos, algunas cosas empiezan a aclararse y mi pecho se empieza a relajar. Me duela o no, este cuarto, nunca fue mío. No solo porque no lo solvento yo, no solo porque nada del universo nos pertenece, si no porque además, toda esta situación es una situación de injustica para con otro, en la que yo soy cómplice por ser testigo y beneficiaria directa.

Cuando entiendo esto, ya no tengo nada que proteger. Este lugar, como mío: no existe. Y eso me libera de la presión de su defensa y me carga con la necesidad de encontrar uno que sí.

Así que discusión más, discusión menos, violencia más violencia menos, el mensaje es claro y doloroso, aunque esperanzador.



Tengo que poner cada cosa en su lugar, incluyéndome a mí.




.


16/12/10


O no?

No tengo idea como será la explicación de la teoría de la relatividad, pero asegurararía que termina con un "o no."






.




12/12/10


Un poco sobre mi madre


Madre (alteradísima me cuenta) : No puedo creerlo! Una médica forense entró a la casa de Gran Hermano!
Yo: No entiendo, qué tiene?
Madre: Cómo qué tiene? Es medica!
Yo: Aaaah! Vos y tu teoría de que la gente universitaria no es estúpida! Ya te dije que no es así...
Madre [Con convicción infantil] : NO ES ESTUPIDA!
Yo: Pero ahí tenés la prueba, te juro que no te entiendo...

Madre ( a mi padre): Qué hace una médica entrando a Gran Hermano?
Yo (gritando desde el living): Qué hace un licenciada en Psicopedagogía viéndolo?!



Ojalá que con su silencio me haya querido decir que por fin entendió: que ir a la universidad y ser un estúpido son sucesos independientes. Como tales, pueden ocurrir simultáneamente. (eso sí, eso lo aprendí en la universidad)




.

2/12/10


Hasta el Mar(tes)

Me voy al mar.



Y sí, también pensé alguna frase que contenga la palabra "amar" o sea un juego de palabras con ella, pero convengamos que el mar, ay! el mar!.... merece mucho más que eso.




.

20/11/10


Como para enamorarse.

En lo alto y afuera, una Luna como para enamorarse. Y yo acá, tan lejos de ella como de estar enamorada.

No estoy triste ni melancólica, el aire primaveral neutraliza los posibles efectos de una luna tan llena.

Estoy muy tranquila….

Tengo la mirada algo perdida. Lo de “perdida” es una forma de decir. En realidad la dejo irse un rato, a veces, pobre, lo necesita, siempre tan focalizada ella, hoy le solté la rienda….mira como enamorada.

Siento mi respiración, como no es mi costumbre, tomo conciencia del aire entrando, alojándose y volviendo a salir, ciclo que se repite cuántas veces quiero….respiros como suspiros de enamorada.

Pero ¿ Qué se yo del enamoramiento? Poco y nada. Pero sé de la Luna que me hace sentir así. Y como no creo en los enamorados-de-la-vida, solo resta creer que estoy teniendo una premonición de sentimiento. Enamorándome por adelantado. “Compre hoy y empiece a pagar a los 60 días” algo así es el acuerdo que tenemos la Luna y yo para esta noche. Entonces quiero creer que no estamos tan lejos.




Y de la Luna tampoco.





.

3/11/10


Lógica Escheriana


"Me sorprendió no haberme sorprendido"









1/11/10


A mi me pone cara de foca.

Hoy es mentira, hoy es mentira que me gusta resaltar. Hoy es mentira que me quiero conocer. No si conocerme es distinguirme. ¿ Existirá la ciencia que defina sus elementos por sus semejanzas y no por sus diferencias con el resto? Hay días donde la individualidad me atormenta. Días donde descubro que soy distinta en lo que no quiero ser distinta. Y enseguida pienso que en ese sentimiento, soy igual al resto. Pero….¿no puedo elegir? ¿No puedo elegir distinguirme tocando el piano o teniendo ojos color del tiempo?

Hoy mis diferencias me alejan y a mí no me gusta estar sola. Intento creer lo que yo misma reflexione algún tiempo atrás: Nuestras semejanzas nos integran, nuestras diferencias nos definen. Y no al revés. Pero hoy, hoy es mentira.

Hoy como tantas veces, no quisiera ser yo.

Será que estoy triste y cuando uno está triste se culpa y con la culpa se rechaza? Cambiaría mucho todo si como la mayoría de mis contemporáneos tomase alcohol y saliese de noche? Cambiaria mucho eh? Últimamente me aburre y me cansa todo tipo de salida hasta mas tarde de las 2 am. Y no cumplo un cuarto de siglo. Y cualquiera dirá que no es importante, pero a mí me está resultando complicado. Ustedes insistirán en que no es grave, pero es porque ustedes son los borrachos, yo soy las que lo ve.

Me he vuelto intolerante, absolutamente intolerante con los borrachos, con los irrespetuosos y con cualquier persona que demuestre la falta de modales y ubicación a la situación donde se encuentra. Últimamente no puedo hablar con nadie en ningún lado.

Y no es solo eso, a veces tengo que luchar demasiado fuerte para no pensar que soy muy inteligente. Finalmente entiendo que no soy yo, es que el común de la gente, es bien pelotuda. Y pienso que empecé a ser inteligente cuando decidí ser feliz, y entonces me siento sola, no felizmente sola. Más bien, feliz y alejada. Entonces quiero ser tonta, muy muy tonta para volver a acercarme. Para ampliar el radio de interacción. Es, entiendo, difícil de entender, es que no estoy siendo sincera. Y me disculpo, es demasiado íntimo, tal vez algún día me anime a expresarlo del todo.

Pero más allá de la falta de gusto etílico, de mi vida social de anciana y de mi inteligencia no buscada y ya tarde para ser abortada, hay un problema mayor, algo que se que me define más que todo, algo que nunca cuento, por la frustración que conlleva no ser comprendida (si alguien que lee esto me entiende, por favor avíseme con urgencia!) Porque yo, y juro que no miento, yo le veo cara de foca a la luna.



A mi me pone cara de foca, esa noche traté de explicárselo, se la dibujé con mi dedo, con el suyo, usé todos mis recursos, pero no hubo caso. Ahora ya es muy tarde y ya nunca la verá...





.

28/10/10


@Alguien

Lo cierto es que no conozco a Daniel Romano. Puedo decir que lo vi y hemos hablado en persona un rato. Pero conocerlo? No, ni un poco. Y admito, que la ferviente insistencia con verlo que sufrió de parte mía, era para justificar mi cariño.

Es inaceptable para una chica como yo, sentir afecto por alguien que nunca vió. Pero como el corazón no sabe de inaceptabilidades, concierta citas apuradas para entonces sacar un evento de acá, un sentimiento del otro estante, etiquetar algunas cajas y listo. Acá no ha pasado nada. Quererte sin haberte visto? Cuando!? Jamás.

Quien es Daniel Romano? Ni idea.

Que representa? Esa la se profesor! Puedo contestar?

Cronológicamente:

En principio representó la luz en medio de un aleph de egos representados a través de soles que si pueden taparse con un dedo y de 140 letras acomodadas como la creatividad se los permita. Lo que Daniel decía poco me importaba, pero su imagen radiante siempre me llamaba la atención. Entonces inventé un chiste para poder decírselo. Y aunque ya estábamos disponibles el uno al otro desde antes, empezamos a disponernos intencionalmente.

Habremos cruzado más o menos caracteres, cuando una noche, Daniel represento (en mi circulo) a una minoría que intentaba que sus representantes la representaran. Esa noche, ya no me acuerdo que “hablamos” (disculpen que use este término tan inapropiado, me niego a usar ciertos otros). Admitamos que las conversaciones donde se está de acuerdo con el otro, son las menos memorables. (La mañana siguiente Daniel represento para mí la cara del triunfo. Del entendimiento, del paso dado hacia algo mejor)

Esa noche se empezaron a filtrar las “barrabasadas” (como dice él) que yo le diría para que luego luego el retruque. Y a esta altura ya vamos por el quiero vale cuatrocientos de barrabasadas. (Y entonces representa la libertad del desacato, el adolescente placer de pronunciar palabras que representan lo que da placer cuando son más que palabras)

Para esta altura Daniel ya representa sin discusión: la risa. La fácil, la que se necesita todo el tiempo y nunca es demasiada. (y sospecho que yo también representaba eso para él. Él sabe que si no era así, no querré saberlo).

Porque me cae tan bien me pregunté en ese momento. ¿Sos de Aries? Sí. Listo.

Y así seguimos mucho rato, la risa, la gracia, la carcajada contenida a causa de jefes circundantes, fue lo que Daniel representó con fuerza durante un tiempo.

Hasta que un día, como quien no tiene la menor idea de lo que está haciendo, me propuso una propuesta: Que yo escribiese algo sobre su oba. Escribir YO sobre SU obra. Entonces Daniel empezó a representar intensamente el desafío, el ego, la frustración y la duda.

¿Yo? ¿Porque yo? No me conoces, no escribo bien, no sé de pintura y no sé de vos. Pero Daniel no representa respuestas, rara vez me da alguna. Y aunque yo traté con esfuerzo de adivinar esto, no lo logré.
Y entonces me entregué y pensé que total todo podía resolverse con un unfollow. Al fin y al cabo, alguien que no conocía le pedía a alguien que tampoco conocía que escriba algo sobre algo que no conoce.

Los días pasaron y mi único intento había resultado fallido al objetivo del texto. Eso me desanimo y no hice más que postergar la entrega final. Daniel represento en ese momento una fecha límite y yo actué. Escribí 4 líneas y se las mandé.
Entonces Daniel represento la aceptación y con eso la alegría, de vuelta el amor propio, el alivio.

Finalmente Daniel represento para mi, el desafío desafiado. El método obtenido, después de haber estado meses buscándolo, el me obligo a sentarme a escribir. Y ya no me importa si es lindo o feo bueno o malo, hice algo que hasta ese momento no había podido hacer. Y esa es mi definición de “logro”.

No, no conozco en absoluto a Daniel Romano, no sé que hay debajo de esas representaciones. Pero en lo que a mí respecta: somos lo que afectamos.

No sé si algún día sabré que hay debajo, no es mi intención. Yo disfruto de sus máscaras.


Aquí ellas y mis textos ( y otros textos de otras ellas) [La muestra ignagura hoy]









.

9/10/10


Nota:

Lo encontré.

4/10/10


Posible Título para mi autobiografía (o epitafio)

.


"Mis caderas no son grandes, es que el mundo me queda chico"




.