9/6/10


Cuando me sale el texto, no me sale el título. (o surfeando mi estado de ánimo)

Qué frustración esta que tengo. Esta de tener buenas ideas con excelentes redacciones mientras me baño, mientras el odontólogo me cura una caries o viajando en ascensor. Ahora, me siento frente a....Uf! traté de encontrar una palabra mas estética para el concepto de "computadora", pero cualquiera hubiese resultado forzada. (Habrá que aceptar que nada de estético hay en las nuevas palabras que nos da la modernidad). Entonces me siento frente a la computadora y no sale nada, y las veces que salió distaba tanto de esa idea en mi mente que me sentía peor que cuando ni lograba escribir nada...ah! entonces ¿Será que las ideas también se idealizan? Digo, y esto lo pienso ahora, porque juro que la idea de este post era otra. [Post, otra de esas palabras tan horribles] Será qué a veces creemos tener un texto cuando solo tenemos una frase? Será que creemos tener una idea cuando solo tenemos un concepto? Y a la hora de los “papeles” se plasma esa frase, ese disparador y no resulta nada interesante. Era una idea idealizada. Sin embargo cuando me siento a escribir y todo se deforma (como ahora, porque repito, este post no está siendo el que yo tenía pensado escribir) cuando todo se va improvisando, parece que la idea me gusta más. Claro, como dije en algún momento "la expectativa es la principal causa de desilusión" (y le guiño un ojo a Groucho).

Este post iba a hablar de las frustraciones que me genera tener tantos títulos sin ningún texto y de cómo aprendí a aceptar tal frustración entendiendo que si puedo evitarlo, entonces no debo escribirlo. Es decir, no es que NO DEBA, simplemente no me estoy perdiendo de nada…no caería más que otra idea idealizada. Ahí entiendo que solo debe escribirse aquello que es inevitable, y que la ducha, la luz alógena y los ascensores funcionan de un filtro excelente para no tener que leer cosas que no debían llegar a escribirse.

Cuando estudio a una persona, cuando empiezo a conocerla, me hago dos preguntas: ¿Qué hacé? y ¿Podría evitarlo? Si la respuesta a la ultima pregunta es NO. Entonces estamos frente a uno de los nuestros. Los que son lo que son por la inevitabilidad de su ser. Los que nos entregamos la inevitabilidad.

Eso: es la pasión. La pasión está formada por pura inevitabilidad. Para algunos de nosotros la vida nos es inevitable. [Motivo por el cual creo que moriré joven…pero eso es algo que puedo evitar escribir ahora]

Y ahora que estoy terminando, empiezo a sentir esa sensación que extrañaba. Ese alivio que genera apagar la hornalla que hace hervir a las frases, ideas y palabras que borbotean en la cabeza. Y puedo publicarlo tranquila, no porque lo considere bueno, ni mucho menos, si no porque me fue inevitable escribirlo.

4 comentarios:

Lou dijo...

veo que incorporamos verde!
bien ahì, ampliando el horizonte.

ves lo que hiciste, no?
empezaste hablando de cómo te cuesta escribir, cómo no te sale, me enterraste en mar de inseguridades, para terminar reflotando con dos o tres certezas geniales.

surfeando tu estado de ánimo, luego de dos o tres olas fallidas.

Jenny Lunch dijo...

Wow lou, no se cuando firmaste esto pero lo acabo de encontrar. Captaste perfecto la "no idea" de este post.....que lindo amiga, y que linda amiga.


Me sacaste una sonrisota, hablar de certezas, uf! Que flor de halago...te quiero y te querre . mua.

Anna dijo...

A mi las mejores ideas se me ocurren cuando manoteo el velador y apago la luz, sorio con cara de idiota pensando que mañana me voy a acordar y no, no me acuerdo de nada

Lou dijo...

cuando no te sale el titulo, a una amiga le sale!

(para eso estamos, parece, dicen)

msa pruebas aca:
http://polja.blogspot.com/2010/02/la-cura.html

-al principio se llamaba "la cura" pfff-