31/8/10


Lo noté en una chica que lloraba en el subte.

.



En verdad, se rie con los ojos y se llora con la boca.





.

23/8/10


Cos ustedes: Mi hermano

Yo [Toncandome el abdominal inferior]: Mirá, tocá acá...
Hermano: Qué? qué tiene?
Yo: Ay! Nene!, no ves que está más duro...
Hermano: Ah...
Yo[desafiante]: Está o no está??
Hermano: Sí, está! está!- y remata por lo bajo- Si te digo que no, me escribís un post en tu blog.
Yo: Juaaaaaaa. Tenés razón.
Hermano: Viste lo que es el poder de la prensa.....


Padre [Viendo a Tinelli] : Esa camisa es de puto.
Madre: Es floreada, que tiene? Vos también tenías camisas floreadas...
Padre: Sí, claro, pero antes!
Hermano: Antes! cuando era puto!


[Suena el teléfono domingo al mediodía]

Yo: Hola...
Hermano: A vos te estaba buscando Ga...
Yo: Uf, qué pasa?
Hermano[Con voz muy resacosa]: Cuchá...ayer estaba en una fiesta viste...y conocí un pibe...
Yo[dando por sentado que mi hermano se hizo gay o que tengo que ir a buscarlo a una bañera porque le falta un riñon]: aja....
Hermano: Me pareció ideal para vos!
Yo[aliviada]:Juaaaaa oks. Y porque te pareció ideal?
Hermano: Bueno, es muy muy inteligente, pero, callado...o sea te va a dejar hablar entendés?!!




.







21/8/10


A veces buenos aires

En el día a día sos tan pornográfica, que es imposible no quererte cuando te ponés sutil. Sutil y atardecida, te volvés domeñablemente irresistible.



Me voy a ir, lo sabés. Y te voy a extrañar, también lo sabés.



Y pensaré que al fin y al cabo, a veces fueron buenos aires.



.


18/8/10


Y también ladro.

.


Me encuentro en el mejor momento en el que un hombre podría conocerme: debido a una ortodoncia que me tiene a mal traer, puedo morder pero no desgarrar.


.

15/8/10


Con Ustedes: Mi padre.

[Una semana atrás]

Llego a mi casa muy contenta por haber agregado a mi rutina deportiva (léase, caminar una hora cada vez que puedo) una vuelta corriendo.

Yo: Pude haber dado una vuelta al parque en 3 minutos?
Padre: Me parece muy poco...porque dudás?
Yo: no vi bien el reloj, estoy entre 3 y 13 minutos...
Padre: deben haber sido 13...
Yo: Sí, Deben haber sido.


[Hace un momento]

Llego a mi casa contenta por haber corrido la misma vuelta de la semana anterior en 9 minutos.

Yo: No sabés, la di en 9 minutos la vuelta hoy!
Padre: Ah, entonces fueron en 13 la semana pasasa.


Yo sé, yo sé que esto no le hace bien a nadie. Yo sé que fue mi error contarle, yo sé que el pobre hace lo que puede, y que lo que puede no le alcanza ni para llegar a fin de mes y que las cuentas emocionales lo tienen en rojo desde antes de mi. Lo se.... Y ahora viene un pero, no? Pero no tengo pero. Lo sé y listo, llegará el día en el que no tenga que recordarlo cada vez que me da una respuesta de mierda (o sea cada vez que me da una respuesta), solo espero haber aprendido a actuar mejor y que el no muera antes de ese momento. Mientras tanto solo puedo....


-Sí, fueron 13. - Ella se retira a su cuarto y sueña con el parricidio perfecto.



.

3/8/10


Otra mientras me baño...

.



¿Por dónde se empieza a explicar un círculo?



.

1/8/10


(Y mientras sonaba) Ordinary World

.


Empecé 7 veces y borré. Juro que el final de aquello iba a estar buenísimo. Pero el principio no quiso empezar y la ortodoxia ordinal se apoderó de mi (no) método de escritura. La muy perra nos ha dejado sin nada. No entiendo porque lo hace, no logra más que estos sinvalores regidos por la espontaneidad catártica. Y así ella también se queda sin nada, porque si la muy ilusa cree que hay un orden respetado en lo que escribo, ya que cada palabra de esta escritura representa el orden en el que aparecen en mi mente, debo advertirle que se equivoca. No hay orden en un conjunto de un solo elemento. Podrá decirme que estas palabras ya son bastantes más que una sola, y yo le diré que aparecen de a una, y no hay otra opción que la misma y solo cuando termino de escribirla, aparece la siguiente.Pero que no se confunda, no la segunda, la siguiente primera, que le siguió a su anterior primera, y que la sigue otra primera, sí, otra primera.

Querida ortodoxia ordinal que tanto arruinas mis ideas haciendo que no sean más que eso, cómo podés ser tan invasiva, cómo podés estar tan segura de que se debe primero y que se debe segundo, cuando vos, no pudiste acomodar decentemente tus primeras cuatro letras.



.